Buscar

Los caballos que sanan

Un embarazo complicado llevó a Margarita Petersen (39) a conocer más sobre la terapia con caballos, actividad que se transformaría en su vocación y razón por la que creó la Fundación Equinoterapia del Sur en Puerto Varas (https://www.equinoterapiadelsur.com/) , donde trabaja con niños y niñas en situación de vulnerabilidad y con necesidades cognitivas.

Aunque es santiaguina, Margarita Petersen se convirtió en una sureña de tomo y lomo, pues vive en Puerto Varas hace 15 años. Es mamá de 3 hijos (Victoria y Jorge –mellizos de 6 años-, y Sofía, de 9 meses) y abogada de la Universidad Católica. A poco andar, comprendió que lo suyo sería trabajar con niños en diferentes situaciones de vulnerabilidad. Trabajó en el Patronato Nacional de la Infancia en Santiago y luego fue gerenta de la Corporación y Escuela de Sordos en Puerto Montt. Actualmente es directora en Fundación Equinoterapia del Sur y forma parte del directorio de la Corporación Niños de Puerto Varas, que vela por el bienestar y desarrollo de lactantes, niñas y niños de hasta seis años en una Residencia que colabora con el Sename.




¿Cómo llegaste a los caballos?

Mi marido es fanático de los caballos y juega polo. Tenemos el regalo de tener la cancha de polo más austral de Chile, y de tener un proyecto ecuestre precioso que mezcla deporte, clases de equitación y la Fundación Equinoterapia del Sur. Empecé trayendo como voluntaria a algunos niños del hogar de niños con el que trabajamos en Puerto Varas, para sacarlos de la rutina y que compartieran con los caballos. Tomé clases de equitación y cursos de doma entender más sobre los caballos, y así poder interactuar de la forma más segura posible con ellos y los niños.


¿Cómo nació Equinoterapia del Sur?

Llevaba un tiempo llevando a los niños del hogar a compartir con los caballos, y me quede embarazada en 2013. Tuve un embarazo muy complicado, y uno de los posibles diagnósticos para mis mellizos, por ser prematuros extremos, era parálisis cerebral. Estuve hospitalizada un par de meses, y de esta incertidumbre sobre la salud de mis niños nació la idea de conocer más sobre la Hipoterapia y de cómo puede ayudar en el desarrollo físico, cognitivo y socioemocional de las personas. Ahí surgió todo. Si nacían sanos tenía que agradecer este milagro, y si tenían dificultades, era una manera de mezclar esta nueva pasión por los caballos con mis hijos.



¿Cómo te preparaste?

Hice un Diplomado en Hipoterapia, y me di cuenta de que es una terapia seria, que requiere de muchos conocimientos que yo como abogada no tenía. Me reuní con una amiga educadora diferencial y nació Equinoterapia del Sur. Ahora tenemos un equipo multidisciplinario increíble, formado por una kinesióloga con posgrado en la U. De Chile en Hipoterapia, una sicóloga y una educadora diferencial. Ha sido un trabajo difícil de consolidar…hay pocos recursos y mucha falta de información sobre las personas con discapacidad y el acceso a estas terapias complementarias. Actualmente, me dedico a coordinar con las distintas instituciones que vienen y conseguir recursos públicos y privados para poder atender a los niños y niñas de manera gratuita.


¿Qué tienen los caballos, a diferencia de otros animales que también se usan para terapia?

​ Por el movimiento del lomo del caballo, la persona está expuesta a movimientos similares a los del cuerpo humano al caminar, viéndose obligada a reaccionar frente a estímulos y debiendo adaptarse para responder a múltiples sensaciones. De esta manera se produce una reacción que no es sólo muscular sino también sensorial y emocional. Además, el caballo al ser en la naturaleza un animal de “presa”, que es cazado por otros, tienen una sensibilidad especial ante su entorno y es capaz de captar información que el ser humano a veces no puede. Responde de manera distinta a emociones, conductas, sensaciones, lo cual es muy interesante desde el punto de vista emocional y conductual.


¿A quiénes está dirigida esta terapia?

La verdad es que los caballos benefician a todos quienes estén en contacto con ellos. Nadie es indiferente a la presencia de un animal tan grande y sensible. Sin embargo, la Hipoterapia tiene beneficios especialmente relevantes en personas con necesidades o condiciones comprendidas en las áreas de la neurología, como parálisis cerebral, Síndrome de Down, trastornos del espectro autista etc. En el área de la psicología y siquiatría, contribuye en casos de problemas de aprendizaje, déficit atencional, hiperactividad, autocontrol, y baja autoestima, por nombrar algunos. Atendemos a dos grandes grupos: los niñ@s con alguna necesidad especial cognitiva y/o física, como nuestros alumn@s de Escuela Especial de Frutillar y aquellos que llegan de manera particular. Y, por otra parte, a l@s residentes del Hogar San Arnoldo de Puerto Varas, que se ven beneficiados desde el punto de vista sicológico y conductual.


¿Qué cambios se pueden percibir al trabajar con caballos?

Los avances de los niños se ven de manera muy notoria. Se identifican cambios posturales, mejora la interacción con las personas y los caballos. (En lo emocional) intentamos acoger a las familias, que generalmente están agotadas de las horas médicas, terapias y dificultades propias de los niños con necesidades especiales. El entorno y los caballos los desconecta mientras ven a sus hijos felices con su propio circo sobre éstos.


¿Cómo está Chile en relación a lo que se hace en el extranjero en estas materias?

En Europa este tipo de terapias complementarias están muy validadas y cubiertas por los sistemas de salud. Más cerca, en Argentina, la Hipoterapia está muy difundida. Hay ciertas provincias que tienen leyes especiales, y actualmente está en el Congreso argentino la Ley Nacional de Equinoterapia, con la que el sistema de salud argentino financiará la Hipoterapia para todos los usuarios con necesidades especiales. Me gustaría que Chile siga este ejemplo y tengamos luego una ley así.


https://www.equinoterapiadelsur.com/





  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

Dudas o consultas comunícate a nuestro email shesmercedes@kaufmann.cl