Daphne Anastassiou: el arte como vía de desarrollo personal

De ascendencia griega, Psicóloga y artista visual, Daphne Anastassiou, siempre ha tenido fuertes vínculos con el arte y la cultura. Conversamos con esta apasionada mujer y pudimos conocer la energía y entusiasmo que tiene por lo que hace. Hasta en su forma de expresarse transmite esta pasión, entregando alegría y buena energía.

Curiosa por el potencial humano ha dedicado gran parte de su vida a ayudar a las personas: a través de la sicología positiva, a través del arte y ahora con su última creación, su libro “Somos Amor”.



Desde muy joven le interesó expresarse a través del arte. Su trabajo habla sobre la intuición y el intelecto, invitando a la gente de todos los orígenes a dejar las creencias que los limitan y a confiar en sus propios potenciales creativos. Sus composiciones dinámicas y fluidas evocan expresiones alegres de nuestra verdadera esencia como humanos: el amor.

La artista ha expuesto sus obras en Madrid, Londres, Paris, Nueva York, Buenos Aires, Shanghai y Atenas, y su trabajo se encuentra en colecciones privadas alrededor del mundo. Desde el año 2011 la representa la GaleríaColette Dubois en Paris (420, rue Saint Honoré 75008 Paris FRANCE).


A su vez, como parte de su trabajo ha llevado una carrera centrada en el desarrollo personal, acompañando y entrenando a empresas, organizaciones y personas de diferentes edades, profesiones y realidades económicas en esta mirada interna por medio de talleres motivacionales que promueven la creatividad, la inteligencia emocional y del descubrimiento del poder interno.

“Pienso que todas mis actividades responden a un gran eje: las ganas de ahondar en el misterio del ser humano. En ese camino estoy buscando descubrir ese gran tesoro que yace en nuestro interior y abrirme cada vez más a vivir desde el corazón. Es un gran desafío que me invita a soltar patrones y creencias limitantes”.

Eres psicóloga de profesión, ¿cómo es que llegas al arte y qué te llevó a relacionar tu profesión de psicóloga con el arte?

La verdad, mis tres grandes pasiones eran el Arte, la Psicología y el Periodismo. En ese momento estaba estudiando mi último año escolar en Grecia, Atenas y la escuela de Psicología era reconocida por su calidad académica, por lo que decidí ingresar a Psicología.

Las personas siempre me han encantado, el conocer cómo piensan y el misterio del ser humano.

Al estudiar psicología me dije, con esto ayudaré a otros, pero me di cuenta en el camino que la primera que tiene que conocerse, aceptarse y desarrollarse es uno mismo.

Así es como comenzaron mis primeros pasos en esta gran aventura de vida, la cual me ha llevado a cada día a querer descubrir más sobre el gran potencial que habita en las personas.

Soy una persona muy curiosa y el potencial humano es un tema que me apasiona.

Vengo de una familia donde el arte y la cultura estaban muy presentes. Mi madre era apasionada por la literatura, obras de teatro, el arte en general. Su hobby era la orfebrería, ella entregaba sus diseños de joyas a Lalaounis y Cartier.

Por otro lado, me tocó la suerte de acompañarla en su taller desde que era chica, el verla vibrar y gozar con sus creaciones considero que es muy inspirador.

En lo personal el pintar y explorar en este campo surge como una gran necesidad de expresarme desde lo más profundo. Pienso ha sido un gran proceso de sanación.  

Asistí a talleres de desarrollo personal a través de la pintura con Michele Cassou.  Incursioné en la meditación, el baile, la música y el canto, los cuales también tocaron mi corazón, y así es como aprendí a contactárteme con mi interior para expresarme desde ese silencio interno. Una gran aventura que gocé y sigo disfrutando hasta el día de hoy.

Los colores, sus vibraciones son muy sanadores y te permiten entrar a mundos y dimensiones donde no existen los límites, no existe el tiempo. Es algo muy especial y gratificador, ya que finalmente amo pintar.

Hace 14 años tomaste la decisión de dedicarte 100% al arte, ¿cómo sigues integrando la psicología a tu trabajo como artista?

Asesoré empresas por muchos años, precursora en hablar y abordar el desarrollo de la “persona” detrás del Rol. Comencé en el coach y luego fundé una consultora, donde el tema de la creatividad era un tema siempre muy presente a la hora de abordar los contenidos.

Me ha tocado acompañar y entrenar a muchas personas de diferentes edades, profesiones y realidades socio económicas, en esta mirada interna. Ha sido muy enriquecedor y cautivador, un aprendizaje continuo acerca de la maravilla del ser humano.

En un momento sentí un llamado profundo por la pintura que “me raptó “, por algunos años en los colores y la formas, donde todo era posible, y así me fue llevando a dimensiones profundas del ser.

También me entusiasmé con el mundo de las esculturas, las cuales todas se originan de mis pinturas y las elijo para compartir y transmitir un mensaje especial, claro y profundo.

Pienso que todas mis actividades responden a un gran eje: las ganas de ahondar en el misterio del ser humano. En ese camino estoy buscando descubrir ese gran tesoro que yace en nuestro interior y abrirme cada vez más a vivir desde el corazón. Es un gran desafío, que me invita a soltar patrones y creencias limitantes.

El juego con los colores y las formas, el silencio interno y la meditación me ayudan a entrar a planos más inconscientes que a su vez me proporcionan gran información para una vida más libre y plena.

¿Cuál es tu principal fuente de inspiración para las obras que realizas?

Surgen desde el silencio, desde la entrega, los colores, las figuras pasan a través de uno, dando forma a un mundo que va apareciendo poco a poco y luego ahí está, invitándote a gozar de él.

Pienso que también la vida es una gran inspiración, el estar viva, la creación es un continuo que no para, fluye y fluye desde el interior.

En cuanto a la intervención de tu obra en el Mercedes-Benz GLA; ¿por qué elegiste esa obra? ¿Qué significa para ti la oportunidad de llevar tu arte a un objeto como un vehículo?

Elegí la pintura “transmutación” ya que me pareció entretenida, un mensaje profundo para esta época y que podía verse bien en un auto.

Movimiento, cambio, transformación de una energía a otra. Pienso que hoy en la humanidad estamos en un momento donde se nos da la oportunidad de dejar ir antiguos patrones limitantes y abrirnos a una energía nueva que nos permite reinventarnos como personas más conscientes y plenas, este proceso lo estamos llevando a cabo todos juntos; y precisamente esta pintura me conecta a esa sensación de interconexión.

Había llevado mi arte a objetos como un piano, a unos fulares, a unos objetos de escritorio y me gusta lo que sucede al verlo, me gusta su energía, el color revitaliza los espacios.

Siento muchísima gratitud por la invitación a participar de esta aventura, me encanta abrirme a nuevas ideas y proyectos.


¿Qué tribunas de mujeres empoderadas conoces?

La primera que se me viene a la mente es Comunidad Mujer. Años atrás me tocó Asesorar al equipo Comunidad Mujer, en sus inicios, cuando recién se formaba.

Pienso que han realizado una admirable labor, ya que hoy la mujer tiene todas las herramientas necesarias para desempeñarse en diversos roles a la vez, y eso es lo que nos hace tan especiales, tenemos una fuerza interna muy potente. Así que aportar con un granito de arena en ese proceso fue maravilloso.

Eres parte del Consejo Directivo de la Fundación Mustakis ¿cómo ha sido tu experiencia formando parte de ésta y cómo han podido impactar en la sociedad?

Pienso que el pertenecer a la fundación ha sido una oportunidad de aprendizaje continuo, ya que el construir programas que puedan tener un impacto positivo en otros, es una labor que implica un gran sentido de empatía y compromiso con uno mismo y con los demás.

En particular creo que la Fundación Mustakis, hoy está viviendo de manera muy intrínseca el cambio global, ya que fue a partir de este cambio que hemos replanteadonuestra mirada hacia una mirada mas integral de la persona. Y como todo cambio comienza en casa, esta transformación la estamos experimentando primero al interior de la Fundación lo cual ha sido muy enriquecedor.

Siento hoy la importancia de mencionar , que las personas que deseamos ayudar en la educación o en diversas organizaciones, nos responsabilicemos primero de nuestro propio crecimiento, para desde allí poder ayudar a otros. Creo que mi grano de arena es ser un recordatorio de abordarnos integralmente y desde el corazón.

 Eres presidenta de la Fundación Agapi nos puedes contar sobre ella

Si es una Fundación cuyo nombre “AGAPI” habla del amor divino.

Esa es nuestra última finalidad, que las personas que asistan se reencuentren con ese potencial amoroso y creativo que son.

El público objetivo son adolescentes que aman cantar, a los cuales se les proporciona espacios para que desarrollen sus potenciales creativos y amorosos a través del canto y la música.

¿En un contexto como éste y bajo tu visión, qué invitación le harías a la gente?

Estamos viviendo momentos de pandemia y cambios en los paradigmas sociales en todo el mundo, hoy estamos expuestos a una realidad diferente a lo acostumbrado, por ende, el mundo que conocíamos hace un tiempo ha cambiado. Lo que ayer era aceptado, hoy no lo es; y tenemos que obligatoriamente responder a ese cambio que se produce dentro y fuera de nosotros.

Pienso que estos momentos de crisis también son momentos de oportunidad, momentos para observaros, conocernos y desarrollar nuevas miradas, habilidades y comportamientos para abordar esta nueva experiencia. Un desafío para todos los que vivimos en este planeta.

Tal vez estos tiempos nos dan espacio para reflexionar y sentir sobre qué es lo que realmente es importante.

A mí, me queda cada día más claro que lo esencial es sentir tranquilidad “centro”, en medio de esta locura e incertidumbre que nos rodea, y pienso que esta paz, solamente se logra cultivando amor desde el mundo interno.  Sabiendo que los recursos están dentro de uno y es momento de darnos tiempo para mirarnos internamente, valorarnos y desarrollar todo ese potencial que somos.

Cuéntanos de tus últimas creaciones.

Tengo una creación única y especial, un libro que escribí hace años, y luego de estas “experiencias desafiantes” sentí que era el momento indicado para compartirlo con el mundo, se llama: “Somos Amor”.

Es un libro que habla sobre ese infinito potencial de amor y creación que somos. No era sencillo interesar a las personas para que se atrevan a hacer este viaje interno, así que me pregunté cómo hacer del tema crecimiento personal, un tema que cautive y entusiasme.

Es por ello por lo que decidí incorporar en este libro mis ilustraciones, con el uso de mucho color, gráficas sintéticas y amor en cada una de sus páginas: porque comprendo que la mejor manera de invitar a la reflexión y a este viaje interno es haciéndolo con alegría y goce.

Ojalá haberlo logrado, ustedes me dirán. Es una obra creativa, donde integro el arte y mis conocimientos para desarrollar el potencial humano; combino la gráfica, el poder vibracional del color, reflexiones y ejercicios para trascender creencias limitantes y así ayudar a las personas a transformarse en una versión luminosas de sí mismas.

¡Ojalá lo disfruten!


Dudas o consultas comunícate a nuestro email shesmercedes@kaufmann.cl 

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon